Casas rurales en la Garrotxa

4 Alojamientos

Casas rurales en la Garrotxa

La Garrotxa es una tierra con carácter, tal y como su nombre indica, de gran belleza y abundancia. Formada por valles, ríos, campos, casas rurales, muchísimos bosques y pequeños pueblos que mantienen la auténtica esencia rural de siempre. Desde paisajes preciosos y un legado judío único, hasta cocina volcánica y productos DO o pozas, el turismo rural en la Garrotxa despliega ante tus ojos un abanico con numerosas posibilidades. Ya sea que vengas por una escapada rural de fin de semana, como si tienes pensada una estancia más larga, tu paso por aquí será inolvidable.

La comarca alberga la Zona Volcánica de la Garrotxa, el mejor exponente de paisaje volcánico de la Península Ibérica. Cuenta con una cuarentena de conos volcánicos y más de 20 coladas de lava. El Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa ofrece diferentes itinerarios a pie, y para apreciar de cerca la belleza de estos paisajes rurales recomendamos que te acerques a algunos de los valles de la Garrotxa (valle de Bianya, valle de Bas y valle de Hostoles), o que subas a alguno de sus miradores para tener una vista privilegiada del entorno.


Los 3 imprescindibles: Besalú, Riudaura y Santa Pau

Considerado por algunos el pueblo más bonito de Cataluña, Besalú, con la icónica imagen de su puente de piedra, es uno de los conjuntos medievales singulares del país, donde podrás pasear por su barrio judío único, donde son de visita obligada el miqvé y la sinagoga. Descubierto en 1964, es el primer y único edificio de estas características encontrado en la Península Ibérica y el tercero de los diez que existen actualmente en toda Europa. Continuando su paseo, podrás descubrir la iglesia de San Vicente, donde se conserva una capilla gótica lateral dedicada a la Vera Cruz. Además, no te pierdas la fachada de la antigua iglesia hospital de San Julián, la Casa de Cornellà y la sala gótica de la Curia Real.

El trazado medieval de sus calles y la belleza de su paisaje hacen de Riudaura otro punto de parada de su recorrido. Paseando por el pueblo puede descubrir lugares llenos de encanto como la plaza del Gambeto, edificios como Can Bagó y la antigua capilla de Sant Marçal, actual sede del Ayuntamiento y del consultorio, además de calles como la de la Rutlla, la de Olot, la de la Terrica o la de Rompeculs que hacen de Riudaura uno de los pueblos con más encanto de la Garrotxa y con un entorno más privilegiado.

Santa Pau es la última parada de este recorrido por los 3 pueblos imprescindibles de la Garrotxa, una pequeña población de 1500 habitantes y un centro histórico construido íntegramente en piedra, declarado Conjunto Histórico Artístico en 1971. El Firal dels Bous, donde antiguamente se celebraban los mercados semanales, es el epicentro de Santa Pau, con una preciosa plaza porticada.

Aquí es el lugar de origen de los deliciosos judías de Santa Pau, selladas con la etiqueta de Denominación de Origen Protegida. El documento más antiguo donde se habla de este tipo de judía es un manuscrito extraído del diario de un campesino de la época, del 1834. Se trataba de una carta del gobernador civil de la provincia de Girona, dirigida a la alcalde de Santa Pau, donde le pedía una muestra de las judías para llevar a la Exposición Universal de París. Desafortunadamente, no era época de cosecha, y el alcalde tuvo que responder que no disponían del producto.


Olot y la Fageda d'en Jordà

"La ciudad de los volcanes", es especialmente conocida por su interés natural y por formar parte del Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa. En su término municipal hay cuatro volcanes: el Montsacopa, el Montolivet -estos dos, visitables-, Garrinada y el Bisaroques. Las comarcas de alrededor de Olot también guardan un rico patrimonio natural con los humedales de la Moixina y el volcán Croscat. También es remarcable el singular jardín botánico del Parque Nuevo.

La visita más habitual es el volcán Croscat, al que se llega por la carretera que va desde Olot hasta Santa Pau. Es el más joven de los volcanes de la Garrotxa y su única erupción fue hace 11.000 años. Durante muchos años aquí se ha realizado extracción de yeso, pero ahora, después de la restauración del volcán, se puede visitar desde su base.
Para los aficionados del ciclismo, sobre todo BTT, la Garrotxa ofrece la posibilidad de ir en bici por tierra de volcanes! Dispone tanto de caminos y senderos inhóspitos, como de etapas más relajantes, para admirar la espectacular naturaleza volcánica.

En la colada volcánica del Croscat crece la Fageda d'en Jordà, uno de los lugares más emblemáticos del Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa. Si hay un paisaje típico en la provincia de Girona durante el otoño, es, sin duda, este. Las tonalidades cambiantes y casi mágicas que toman las hojas durante esta época hacen que sea el mejor momento para hacer una visita. Se puede hacer a pie, en bicicleta oa caballo, pero es muy recomendable hacer la visita con carruaje.

Dentro de la misma Fageda, es imprescindible la visita a la cooperativa de "La Fageda" que producen estos yogures tanto conocidos. Como dice Cristóbal Colon (fundador de la Cooperativa la Fageda, y no es broma ) ellos hacen: "el mejor yogur del mundo". Aquí puedes encontrar toda la información sobre las visitas.


Cocina kilómetro 0

Para los amantes de la gastronomía, la zona de la Garrotxa es un pequeño paraíso con una gran variedad de productos locales, aparte de las ya mencionadas judías. Destacamos los deliciosos embutidos, elaborados en diferentes pueblos de la comarca. Bajo el nombre de cocina volcánica, se elabora una comida basado con ingredientes de calidad y proximidad y elaboración artesanal, donde abundan los productos de la tierra: alforfón, judías de Santa Pau, yogur de la Fageda, setas, la ratafía Russet o embutidos.

Los foodies tampoco quedarán decepcionados, ya que la comarca de la Garrotxa cuenta con dos de los 15 restaurantes con estrella Michelin de la provincia de Girona. Se trata de Les Cols (Olot), de la chef Fina Puigdevall, con 2 estrellas y Ca l'Enric (la Vall de Bianya), del chef Jordi Federico con 1 estrella. Recuerda reservar tu mesa con tiempo si es que durante su visita a la Garrotxa desea probar sus menús degustación!


Tu casa rural en la Garrotxa

De 6 hasta 32 plazas, las casas rurales que os ofrecemos en la Garrotxa han sido escogidas con el mismo cuidado que elegimos cada una de nuestras casas, con el encanto particular que las hace únicas. Nuestro objetivo es que tu estancia sea inolvidable. Estamos seguros de que en cualquiera de las 5 casas que gestionamos en la Garrotxa podrás disfrutar de una fantástica estancia, que te permitirá descubrir de primera mano la belleza de la zona volcánica de la Garrotxa.

Huéspedes

Adultos

1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
32

Niños

0
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

Bebés

0
1
2
3
4
5
6
7
8

Aplicar

Fechas

Selecciona fechas...

Seleccionar fechas

Borrar fechas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros. Si continúas navegando aceptas su utilización. +info