Sant Llorenç de la Muga y Albanyà son dos de los pueblos más bonitos de Cataluña, situados dentro de un entorno natural único y magnífico dentro del Alt Empordà a su umbral con la Alta Garrotxa. Dentro de estos pueblos de origen medieval encontrarás un lugar muy agradable para escapar de la ciudad, ya que están bordeados de naturaleza, montaña y río. Sant Llorenç de la Muga y Albanyà ofrecen una desconexión como pocos lugares, ya que su gente, allí, va a un ritmo diferente, y esto hace que el tiempo se detenga. Uno de los principales atractivos de estos dos pueblos es su situación, junto al río La Muga, que ofrece una gran diversidad de pozas de aguas cristalinas donde podrá remojarte en las épocas más cálidas y donde hacer unas rutas de senderismo inigualables durante todo el año.

Sant Llorenç de la Muga

Sant Llorenç de la Muga tiene su origen en el año 972 y mantiene una larga tradición de veraneo desde la época de la Guerra Civil. Tiene una forma triangular, que queda protegida por su muralla del siglo XIV-XV, y dispone de tres puertas de entrada y cuatro torres de vigilancia, dando fe así de sus raíces medievales. Desde cualquiera de sus torres podrás disfrutar de unas vistas privilegiadas del valle, las montañas rodeadas de pinares, robledales y alzinars.

Destaca la Ermita de Sant Antoni, sus puentes románicos y las numerosas piscinas naturales formadas por el arroyo de La Muga, así como su gastronomía, ya que en el pueblo encontrarás numerosos restaurantes de cocina tradicional para todos los gustos. Si te gusta la bicicleta de montaña, te recomendamos hacer alguna de las rutas que salen del pueblo, o si prefieres una buena caminata, puedes subir hasta el castillo de Sant Llorenç para contemplar unas vistas de 360º de la zona.

Albanyà

Albanyà nos enamora especialmente, ya que es donde tenemos una de nuestras casas: Can Martinot, la casa del riu. Tiene el privilegio de disponer de las piscinas naturales más espectaculares justo al otro lado del jardín, y eso pasa a muy pocos lugares. Albanyà se encuentra a 239 metros de altitud y está incluido dentro del PEIN de la Alta Garrotxa (Plan de Espacio de Interés Natural), y la verdad es que no nos extraña lo más mínimo. Uno de sus atractivos, aparte de La Muga, es su iglesia de Sant Pere, del románico primitivo. Como curiosidad, el municipio dispone de un observatorio astronómico con la distinción International Dark Sky Association (IDA) como el primer parque internacional de cielo oscuro de Cataluña y España gracias a su nula contaminación lumínica, lo que convierte en Albanyà, también, en un lugar ideal para contemplar las estrellas y el firmamento de noche.

Foto: observatorialbanya.com

Si tienes tiempo, te recomendamos una excursión a Lliurona, vecindario antiguamente despoblado de Albanyà que en 1980 un grupo de jóvenes comenzaron a repoblar todo devolviéndole la vida hasta hoy en día. Actualmente habitan en él unas 50 personas (mayoritariamente familias y jóvenes) y allí se encuentra una de las escuelas públicas más pequeñas del lugar rural.

¿Se te ocurre un mejor plan que disfrutar del río lleno de vida mientras contemplas el cielo estrellado sintiendo el silencio? Estamos seguros de que Sant Llorenç de la Muga, Albanyà y sus alrededores de la zona del Alt Empordà tocando la Alta Garrotxa no os dejarán nada indiferentes.

Foto portada: salines-bassegoda.org