Las casas rurales más auténticas de Santa Pau

Santa Pau está situado en la fascinante comarca de la Garrotxa, concretamente a medio camino entre Olot y Mieres. En pleno parque nacional de la Zona Volcánica de la Garrotxa, la población dispone de atractivos rincones sensacionales para vivir a través de nuestras casas rurales por la zona de Santa Pau. Con 1.500 habitantes, y pese a no ser una de las mayores poblaciones de la zona de Olot, Santa Pau disfruta de la presencia de turistas durante gran parte del año a través de casas y alojamientos rurales.

La población de Santa Pau se ha convertido en un punto singular en el entorno de la Garrotxa, ya que cuenta con un conjunto arquitectónico que te transportará siglos atrás, a la época medieval. Se puede visitar desde la plaza Mayor del pueblo, las galerías porticadas del casco urbano, pero también la Fageda d'en Jordà , el Volcán Croscat o el Margarita.


Santa Pau y su entorno natural

Existen documentos fechados en los años 925-935 en los que ya se menciona el castillo de Santa Pau. Ponç, señor de Santa Pau, durante el siglo XIII decidió tomar el nombre Santapau como apellido. La familia Santapau se convirtió en una de las más destacadas de la nobleza catalana, relacionándose con muchas empresas de la Corona de Aragón.

Tanto es así, que Juana de Santapau tuvo un hijo, Berenguer de Oms, el conocido gobernador de Mallorca del siglo XIV: Berenguer de Oms y de Santapau. La baronía terminó en el siglo XVIII: Manuel de Oms y de Santa Pau fue nombrado primer marqués de Castelldosrius. Así pues, la baronía de Santa Pau fue a parar a manos de los marqueses de Castelldosrius.


¿Qué hacer en Santa Pau durante una estancia en nuestras casas rurales?

Hacer una ruta por el Hayedo de Jordà

Aparte de los numerosos volcanes de la zona, uno de los principales atractivos turísticos del parque natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa es la Fageda (o hayedo) d'en Jordà. Aunque el otoño es la estación más recomendada para visitarla por la gama de color que presentan las hojas de las hayas antes de caer, es cierto que durante todo el año el paraje es digno de un cuadro.

La ruta que se suele realizar dura aproximadamente una hora. Con 1,5 km de itinerario, podrás darte un paseo tranquilo disfrutando de las pequeñas cosas que te ofrece el entorno. De esta forma, la excursión es apta para todos los públicos, tanto para los más pequeños como para los adultos más experimentados.


Subir el Volcán del Croscat y el de Santa Margarida

La ruta que sube al Volcán del Croscat es alguna de las que se pueden realizar por la zona volcánica. Con forma de herradura, tiene unos 160 metros de altura y 800 metros de base. En la cima podrás ver una antigua torre de defensa y tiene el cráter en una de las vertientes. Hace años, había sido una cantera dedicada a la explotación de greda, una arcilla, pero hoy en día su actividad principal es el turismo.

En el Volcán de Santa Margarida encontramos la ermita románica de Santa Margarida de Sacot . Con casi 800 metros de altura, este volcán es uno de los más conocidos y visitados por la naturaleza que lo rodea, ya que, aparte de la base, el resto del volcán está totalmente cubierto de bosques.


Pasear por el centro histórico y conemplar sus casas rurales

En el pueblo medieval de Santa Pau se pueden encontrar rincones que no dejan indiferente a nadie. La actual Plaza Mayor era, durante la Edad Media, el mercado del pueblo. Hoy en día, en esta plaza totalmente irregular, encontramos varias galerías con arcos, lo que hace que sea totalmente única, algunas de ellas convertidas en casas rurales. En la misma plaza encontramos la Parroquia de Santa Pau, una iglesia de estilo gótico y barroco del siglo XV, con gran campanario.

También en el casco histórico de Santa Pau encontramos el Castillo de Santa Pau. Se empezó a construir durante el siglo XIII, pero tardó siglos en ser lo que podemos ver en la actualidad; podemos decir que fue creciendo a medida que la sociedad también evolucionaba. Tiene la planta cuadrada y tiene un gran patio central y un patio de armas. Actualmente, dentro del castillo encontramos un restaurante.

El Portal de la Vila Vella era la puerta de entrada a la villa cuando estaba amurallada. Hoy en día mucha gente también la llama Portal del Mar, porque, si el cielo está despejado, se puede llegar a ver la bahía de Roses.


Comer las judías de Santa Pau

La mayoría de los restaurantes de Santa Pau te pueden ofrecer el plato más típico de la zona: las judías de Santa Pau con butifarra catalana. Se trata de una judía pequeña que se cultiva en la zona volcánica de Santa Pau, ¡y seguro que su textura y su sabor único no deja indiferente a nadie!
Leer más

Huéspedes

Adultos

1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
32

Niños

0
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

Bebés

0
1
2
3
4
5
6
7
8

Aplicar

Fechas

Selecciona fechas...

Seleccionar fechas

Borrar fechas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros. Si continúas navegando aceptas su utilización. +info