Ahora que el calor del verano afloja y comienza el otoño, pero los días aún son largos y soleados para disfrutar del exterior, te proponemos un paseo en bici por la ruta del Carrilet para estirar un poco las piernas y descubrir la comarca y sus paisajes de una manera diferente.

El Carrilet, actualmente, es una vía verde que pasa a través las comarcas de la Garrotxa, la Selva, el Gironès y el Baix Empordà, que se puede recorrer en bicicleta o a pie. Antiguamente El Carrilet era una línea de tren de vía estrecha, construida a finales del s. IXX que unía Olot y Sant Feliu de Guíxols y que funcionó hasta los años 60. En el año 2000 se acondicionó para convertirla en una Vía Verde.

Al ser una antigua vía de tren el desnivel es muy poco pronunciado y el camino es ancho y bien acondicionado, por lo tanto es ideal para todos los públicos y para todas las edades. Además, el recorrido del Carrilet pasa por varios pueblos y las distancias son totalmente adaptables a las necesidades de cada uno. Por lo tanto no tienes excusa!

La ruta entera tiene unos 94 km que podéis dividir según vuestro gusto y necesidades. Nosotros proponemos dos etapas para hacer en bicicleta que se pueden hacer con unas 6h aproximadamente cada una:

Olot – Girona – 57 km – 1,5% de desnivel

olot - girona
El recorrido comienza en la zona volcánica de la Garrotxa, una zona de gran interés paisajístico y se adentra por el valle de Hostoles, donde os podéis bañar en alguna de las pozas del río Brugent. Una vez pasado el pueblo de Amer iréis siguiendo el río Ter donde podréis observar varias construcciones hidráulicas, pasando por Bescanó, las dehesas de Salt y hasta llegar a Girona.

Girona – Sant Feliu de Guíxols – 40 km – 0,5% de desnivel

Girona - Sant feliu
El primer pueblo que os encontraréis saliendo de Girona es Quart, un pueblo conocido por la artesanía de la cerámica. A continuación atravesaréis la depresión de la Selva y a medio camino pasaréis por la población de Cassà de la Selva, conocida por la industria del corcho y punto más alto de esta etapa (136m). Seguiréis por el valle del Ridaura con el macizo de las Gavarres a vuestra izquierda y el macizo de Cadiretes a la derecha, hasta llegar al puerto de Sant Feliu de Guíxols, donde podréis tomar una cervecita bien merecida en uno de los mejores chiringuitos de la Costa Brava.

Tened en cuenta que la ruta no es circular y si no deseáis deshacer el camino tendréis que planificar un medio de transporte.

Animaros, tomad un paseo en bici por las Vías Verdes del Carrilet y sentid la esencia del antiguo tren.