La gastronomía de la Costa Brava es mundialmente conocida. Restaurantes, mar, productos frescos y de proximidad, colores, olores, sabores … La Costa Brava se ha convertido en un paraíso para los gourmets. Hoy os planteamos un tándem entre mar y gastronomía y os proponemos un recorrido por 10 de los mejores restaurantes frente al mar de la Costa Brava para despertar todos los sentidos. Buen provecho y disfrutad de las vistas!

1. Cala Joncols (Roses)

La espectacular terraza de Cala Joncols os invita al sosiego y a la contemplación de la mano de una cocina de la tierra, directamente del huerto, del mar o del corral. Desde este lugar podréis descubrir unas calas preciosas – Cala Lledó, Casa Murtra, Cala Montjoi, Cala Pelosa – y bastante aisladas (por un camino de cabras, todo hay que decirlo), podréis hacer una panorámica desde la Punta Falconera al Cap Norfeu y seguir hasta el Cap de Creus. Un día redondo!

2. Villa Teresita (St. Martí d’Empúries)


Más conocido como el restaurante del Hostal Empúries, este lugar es, simplemente, mágico. Las vistas, la calma, el sofá y las dos butacas de rayas marineras que miran al mar, los colores incendiarios de los atardeceres… La comida acompaña el entorno y podréis disfrutar de productos de proximidad, algunos cosechados del huerto del mismo hostal. Si después queréis tomar algo, sólo tenéis que  bajar al chiringuito, junto a la playa.

3. Garbet (Colera)

Con una tradición desde 1948, el restaurante ofrece una carta donde destacan el pescado fresco del día y las elaboradas postres. Las puestas de sol como las de la Playa Garbet son únicas, salvajes y alejadas de las intromisiones arquitectónicas. Poco más podemos decir sobre el lugar, excepto que id e disfrutad, así, mediterráneamente.

4. Sa Tuna (Begur)

Foto: Buscorestaurantes.com

Madera, manteles azules, simplicidad, discreción y buena comida. En el restaurante Sa Tuna hay mucha tranquilidad, unas vistas preciosas, arena junto a los pies y cocina tradicional con toques de cocina de autor. No podéis iros sin probar los arroces del chef, un gerundense ampurdanés 100%. El plan ideal? Tarde de paseo por el bonito casco antiguo de Begur, un baño rápido en la playa y ¡a cenar!

5. Tragamar (Calella de Palafrugell)

Al final de la playa del Canadell encontraréis esta pequeña joya vintage, con fotos de pescadores en las paredes, lámparas de madera y la arena del mar pegada a la terraza. Desde el 1 de junio abren todos los días, mediodía y noche, y os esperan con una buena carta fusión de tapas y con pescados y arroces para chuparse los dedos. El primer sábado de julio podéis aprovechar para ir, ya que después, desde la terraza, se escucharán los sonidos de la 50a cantata de habaneras!

6. Vintage (Palamós)

En la Plaza de la Catifa, junto al puerto, encontraréis el Vintage (antigua Terraza del Mar), decorado con mucho gusto con un punto chic, pero sin perder la autenticidad. Optad por una cena en la terraza! Para los amantes de las barcas, las vistas os alegrarán los ojos, al igual que la carta os deleitará el paladar.

7. FarNomo (Llafranc)

Entusiastas del sushi, pedid mesa ya! Una completísima carta, unos postres que te entran por los ojos y un lugar para sentirse muy afortunado – el Faro de San Sebastián y las impresionantes vistas del Mediterráneo desde Llafranc. También podéis optar por ir dentro, donde la decoración sencilla pero moderna os acabará de completar el día, o la noche!

8. El Dorado Mar (St. Feliu de Guíxols)

Arroces, pescado, cocina mediterránea y algún toque de novedad. Desde la pequeña terraza o desde el amplio comedor con grandes ventanales, tendréis la preciosa vista de toda la playa de Sant Feliu, el club náutico y las siluetas de S’Agaró y Playa de Aro. Un restaurante de toda la vida, en un lugar privilegiado.

9. El Marítim (Tossa de Mar)

A primera línea de mar estaréis de lo más bien acompañados por una paella o un pescado fresquísimo, según dicen, pescado por el mismo padre del cocinero. Todo un lujo para los sentidos! Desde la terraza de El Marítim podéis admirar el faro, junto a la sinuosa bajada hacia el casco antiguo.

10. Casa Nun (Cadaqués)

Los misteriosos callejones y el paseo marítimo nos llevan a la Casa Nun, en la Plaza des Portitxó, un restaurante pequeño y coqueto, especializado en arroces, donde será mejor que reservéis con un poco de antelación. Al lado, podréis contemplar la Casa Blaua o la Casa de Don Octavio Serinyana, de estilo modernista, y delante, en la pequeña terraza, simplemente disfrutar del mar.

Desde Naturaki somos muy fans de los buenos platos, las buenas vistas y los paladares contentos. Esperamos que, como nosotros, podáis disfrutar con los cinco sentidos de esta ruta por los 10 mejores restaurantes frente al mar en la Costa Brava! Con la luz del sol del atardecer o con la oscuridad de la noche, esperamos que estos restaurantes no os dejen indiferentes! Y si los caminos de nuestras casas os llevan en alguno de estos restaurantes, compartidlo a las redes con el hashtag #naturaki.