Este lugar tan mágico fue la puerta de entrada de las culturas griega y romana en la Península Ibérica y, es precisamente Empúries, que ha dado nombre a la zona del Empordà. Primero llegaron los griegos y fundaron Emporion (s.VI aC) y entonces, al lado, los romanos fundaron Emporiae (sI aC). Seguidamente, las murallas que separaban las dos ciudades fueron derribadas y las ciudades fueron unidas en una de sola.

Hoy en día el conjunto forma uno de los yacimientos arqueológicos calificados por la UNESCO como uno de los más bonitos del mundo. Se trata de uno de los dos únicos asentamientos griegos que conocemos en la península y el único en el que convivieron griegos y romanos. Las excavaciones se iniciaron en 1908 y apenas se ha excavado un 25% de la superficie total.

La visita completa dura unas dos horas y podréis disfrutar de los antiguos mosaicos romanos en excelente estado de conservación, de los paseos por las calles de la ciudad y de la visita al edificio del museo con algunos de los objetos descubiertos durante las excavaciones. Asimismo os recomendamos especialmente las visitas teatralizadas donde Iulia Domitia o Caius Aemilius os mostrarán cómo era su ciudad y cómo se vivía.

Una vez terminada la visita al museo os invitamos a andar por el paseo que recorre la playa de Empúries. En temporada baja es un lujo pasear por este lugar tranquilo y sentir la brisa del mar. Llegaréis a los restos del antiguo muelle helenístico que protegía el antiguo puerto de la ciudad. Este punto tan emblemático fue el escogido como punto de llegada de la llama olímpica durante el verano de 1992.

Seguidamente, justo en el pinar que queda entre el pueblo medieval de Sant Martí de Empúries y el antiguo muelle podréis disfrutar de un buen picnic aprovechando las mesas debajo de los pinos y donde los más pequeños, y no tanto, podrán jugar en el parque que hay. También podéis ir a comer a alguno de los restaurantes del mismo pueblo de Sant Martí d’Empúries. Y, para terminar de digerir la comida, podéis hacer un último paseo por el paseo marítimo y las calles del antiguo pueblo medieval.

Por último también recomendamos la visita a la web del museo donde encontraréis información muy completa sobre actividades, horarios y precios. Por cierto, la entrada es gratuita el último martes de cada mes y también para los menores de 8 años.

Y, para ir haciendo boca, aquí podréis disfrutar de una hermosa vista en 360º de las ruinas de Empúries.